45 años de prisión para hombre que mató a su hijo en Melgar

Gabriel Enrique González Cubillos, el hombre que asesino a su hijo en un hotel, fue condenado a 45 años de prisión por el juzgado primero penal del circuito de Melgar (Tolima), que fue descubierto el pasado 3 de octubre en un hecho que estremeció el país.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

La condena llega mes y medio después de lo sucedido, en donde Gabriel González huyó con su hijo Gabriel Cubillos, posteriormente le envió múltiples mensajes por WhatsApp a su expareja sentimental y madre del menor, en donde le explicaba que había dejado una USB dentro del baño cuando recogió al menor, dentro de la memoria había videos explicando como iba a matar al menor justificando que con ello la mujer podría ser feliz sin ellos.

El cuerpo sin vida del menor fue hallado el 4 de octubre en el Hotel del Rey en el municipio de Melgar en el Tolima, mientras la mujer se enteró de manera inmediata, ya que el sujeto le envió un nuevo mensaje indicando que su hijo ya no estaba con vida.

Horas después del descubrimiento del cuerpo del menor, el hombre fue detenido en el oriente tolimense, intentando sobornar a los agentes policiales que estaban realizando el procedimiento.

Este hecho ocurrió durante la primera semana de octubre en esta población tolimense.

El Juzgado Primero Penal del Circuito de Melgar (Tolima) condenó a 45 años de prisión a Gabriel Enrique González Cubillos por el asesinato de su hijo Gabriel Esteban, de cinco años de edad, que se produjo el pasado 3 de octubre en el Hotel del Rey en Melgar, al oriente del departamento, en un hecho que conmocionó al país.

La determinación se conoció sobre el mediodía de este viernes, cerca de un mes y medio después de ocurrió el caso. Es de señalar que el hombre aceptó los cargos que le formuló la Fiscalía en las audiencias preliminares.

«De forma inclemente, fría y calculadora, sin atisbo de arrepentimiento fijó fotográficamente el cuerpo yerto de tan indefenso ser para de manera cobarde enviársela a su progenitora Consuelo Rodríguez con la única finalidad de causar un hondo y profundo dolor a aquella, como progenitora, en retaliación por no seguir una relación sentimental enmarcada en la violencia» argumentó el juez que confirmó la condena de 45 años de prisión al hombre.