¡Locura total! Más de 5 millones de personas salieron a las calles a recibir a los campeones del mundo en Argentina

Tras la obtención del Mundial de Qatar 2022, los 26 futbolistas de la selección Argentina, más el cuerpo técnico y los dirigentes de la AFA fueron recibidos por más de seis millones de personas que salieron a las calles de Buenos Aires para celebrar por el título que no lograban desde 1986.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Locura total en Argentina tras la llegada del plantel campeón de la Copa del Mundo de Qatar. Tras lo que fue la recepción inicial en la noche del lunes, en la mañana del martes 20 de diciembre los dirigidos por Lionel Scaloni salieron de la base del fútbol argentino en Ezeiza para hacer un recorrido en un bus descapotable por toda la ciudad y recibir el cariño de los aficionados, festejo que se salió de control, pues en los planes de la seguridad no estaba la presencia de más de 5 millones de argentinos felices, quienes buscaban alentar y celebrar junto a los campeones del mundo.

Aunque las autoridades preveían un gran recibimiento para Lionel Messi y el resto de los seleccionados albicelestes que lograron derrotar a Francia en la final del mundo, la cantidad de fanáticos sobrepaso lo esperado, ya que se estima que el 10% de la población del país sudamericano se encontraba en las calles celebrando el título, alrededor de cinco millones de personas estaban distribuidas por las diferentes avenidas principales de Buenos Aires esperando ver el bus que transportaba al plantel de futbolistas, recorrido que tuvo que ser finalizado luego de que dos personas saltaran desde un puente vehicular sobre el descapotable en el que se movilizaban los campeones; uno de ellos logró su cometido, mientras el otro cayó desde lo más alto y tuvo que ser rápidamente asistido por personal de salud.

Tras este y más incidentes registrados durante el día, el recorrido del bus tuvo que ser interrumpido y los jugadores del plantel argentino fueron finalmente movilizados en helicóptero hasta la sede de Ezeiza para preservar su seguridad, de allí cada uno de los jugadores viajó hasta sus ciudades de origen en donde terminaran de festejar con sus familias y nuevamente retomar actividades, ya que la mayoría de ellos compite en el fútbol europeo que se encuentra en la mitad de la temporada.