“Operación Puente de Londres”, el protocolo británico tras la muerte de la Reina Isabel II

El gobierno británico anunció sobre las 12:30 P.M. (Hora de Colombia) el fallecimiento de la Reina Isabel II a sus 96 años; esto dio inicio a la “Operación Puente de Londres”, el protocolo que se ejecutará durante los próximos 10 días y detendrá por más de dos semanas al Reino Unido.
El fallecimiento de la reina, deja inmediatamente a su hijo mayor, el Príncipe Carlos, como nuevo Rey.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Tras confirmarse el fallecimiento de la Reina, el protocolo inicio con la frase “London bridge is down” (El puente de Londres ha caído), esta información fue dada por el secretario privado Edward Young, hacia la Primera Ministra del Reino Unido, Elizabeth Truss; con ello todos los portales de la BBC cambiaron a tener una portada de color negro y posteriormente anunciaron de forma oficial el fallecimiento de la Reina Isabel II.

De manera inmediata, la Primera Ministra informó sobre esto a las 15 naciones que hacen parte del “Commonwealth”, el grupo de países que siguen reconociendo a la reina, entre los cuales están: Antigua y Barbuda, Australia, las Bahamas, Belice, Canadá, Granada, Jamaica, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las granadinas, las Islas Salomón, Tuvalu, y el Reino Unido. Además de informar esto a los líderes del mundo.

A nivel de actos, lo primero que sucedió, fue la iluminación de las puertas del Palacio de Buckingham, en donde se puso un tablón de color negro; ante los medios de comunicación esto se alarmó como una catástrofe mundial, y los canales de la BBC detuvieron su programación para realizar un informe de última hora, para ello sus presentadores siempre tienen un traje negro disponible en las instalaciones del medio de comunicación. Además de que desde hace varios años se tenían listos unos especiales preparados para más de dos semanas, con documentales y programas sobre la vida de la Reina Isabel II. Mientras las mayorías de tiendas cerraron sus puertas como acto de respeto ante la reina.

Foto: Getty Images

Carlos, quien que será automáticamente nuevo Rey del Reino Unido, esto en compañía de su esposa Camila, quien también gobernara como voluntad que dejó por escrito Isabel II; de esta forma el nuevo gobernante iniciara una gira por Escocia, Irlanda y Gales, en donde recibirá actos de condolencia por la muerte de su madre, para finalmente volver a Londres.

El cuerpo de la Reina Isabel II deberá volver al Palacio de Buckingham mediante el “Protocolo Unicornio”, y el cuarto día tras su muerte, el cuerpo de la reina será trasladado en una procesión militar hasta Westminste Hall, en donde permanecerá en custodia durante los siguientes cuatro días, en donde tras la presentación de respeto por parte de la familia real, se permitirá el ingreso al público.

El funeral de la reina se dará el decimo día tras su muerte, fecha que será día festivo oficial para todo el Reino Unido; por lo que la bolsa de valores cerrará, además de los negocios que seguirán este ejemplo. A las 11:00 A.M. de ese día, las campanas del Big Ben sonarán, dando inicio a dos minutos de silencio a nivel nacional, mientras el ataúd es movilizado a la abadía de Westminster, en donde será recibida por 2.000 invitados de honor, quienes inclinaran sus cabezas en oración, tras ello, el servicio movilizará el ataúd hasta el Castillo de Winsdor y finalmente a la capilla de San Jorge, en donde la reina descansará en el mismo lugar que ya reposa el cuerpo de su padre, el Rey Jorge VI.

Foto: Getty Images.

Un año después del fallecimiento de la reina, se llevará a cabo la coronación oficial del Príncipe Carlos, jornada que será festiva nuevamente. Mientras dentro de los cambios más significativos, estará la impresión de la nueva moneda británica con la imagen del nuevo rey, mientras la moneda de la reina se ira retirando paulatinamente de circulación; esto mismo sucederá con los pasaportes, sellos y uniformes de la policía y ejército, lo que demandara un gastó de muchos millones para el gobierno británico, además del cambio en el himno pues pasará de “Dios salve a la reina” a “Dios salve al rey”.

Por: Jimmy Nomesqui.