¿Por qué Gustavo Petro quiere acabar con la Procuraduría?

Foto: Milton Díaz

Tras la elección de Gustavo Petro como nuevo presidente de Colombia, existe la preocupación por parte de la oposición política del país, de cambios extremos en cuanto a entidades como la Procuraduría, la cual se plantea convertir en una Fiscalía Anticorrupción.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Durante su campaña, Petro insistió en terminar con la Procuraduría General de la Nación, ya que, según él, se trata de una entidad que sanciona a servidores públicos a pesar de los fallos internacionales.

“Sí. Es hacerle caso a la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y de paso respetar la Convención Americana. También es una transición, ojo, no se trata de echar a la calle a los miles de empleados de la Procuraduría, que tienen unas experiencias investigativas ligadas en su mayoría a ejes jurídicos del derecho disciplinario, se trata es de que se conviertan en la gran Fiscalía Anticorrupción, que fue una propuesta de campaña, que creo que es lo más coherente con la Convención Americana de Derechos Humanos. Es decir, una Procuraduría que pase al poder judicial” declaró el electo presidente.

La Procuraduría es una entidad liderada por Margarita Cabello, y de acuerdo a su manual de funciones, es la representación de los ciudadanos ante el Estado, esta conformado por la Defensoría del Pueblo y las personerías, conformándose por cerca de 4.000 servidores, y se encarga de velar por el cumplimiento de las funciones por parte de los funcionarios públicos.

Gustavo Petro fue destituido de su cargo como alcalde de Bogotá en 2013, posterior a ello tuvo que ser reintegrado a su cargo por el Presidente Juan Manuel Santos.
Foto: AFP

La lucha de Gustavo Petro contra la Procuraduría, nace del 2013, cuando esta entidad, liderada por ese entonces por Alejandro Ordoñez, lo destituyó como alcalde de Bogotá; luego de ello la Corte Interamericana de Derechos Humanos, falló a favor del hoy presidente electo, y ordeno modificar la legislación para que la Procuraduría no pueda retirar a un funcionario elegido popularmente.

La postura y propuesta de Petro frente a esta entidad, ha generado múltiples reacciones positivas por parte de la política del país, quienes afirman que la Procuraduría se ha desdibujado y que se requiere una reforma de fondo.

De la misma forma, la oposición política del electo presidente, también se ha pronunciado al respecto, y opinan que las propuestas de Petro dan paso al totalitarismo.

Se espera que luego de posesionarse el 7 de agosto, Gustavo Petro tome decisiones oficiales respecto al futuro de la Procuraduría, aunque esto cause un revuelo interno dentro de la política del país.

Por: Jimmy Nomesqui