Violencia sexual en hombres: una práctica en la guerra | Opinión

Foto: Revista Semana.

La violencia sexual se ha convertido en un arma de guerra utilizada sistemáticamente por grupos armados como el ELN, las FARC-EP, los grupos paramilitares AUC y las bandas criminales. Debemos reconocer que los casos de violencia sexual contra hombres no son aislados, porque seguir silenciándolos y estigmatizar a aquellos que han sido víctimas de agresiones sexuales.

Llevamos tres décadas de conflicto armado en nuestro país, lo cual ha traído consigo un derramamiento de sangre despiadado. Hemos presenciado un sin número de atrocidades, uno de ellos es la violencia sexual en hombres, con esto no quiero restar la importancia a la violencia que enfrentan las mujeres, sino que debemos combatir la discriminación de género en todas sus formas.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

La violencia sexual se ha convertido en un arma de guerra utilizada sistemáticamente por grupos armados como el ELN, las FARC-EP, los grupos paramilitares AUC y las bandas criminales. Debemos reconocer que los casos de violencia sexual contra hombres no son aislados, porque seguir silenciándolos y estigmatizar a aquellos que han sido víctimas de agresiones sexuales.

Estas prácticas buscan enviar un mensaje al poder social y a las expectativas que imponen debido a su condición de hombres. La Comisión de la Verdad, en su informe, documentó estas torturas sexuales a las que fueron sometidos varones heterosexuales, pero también se habló de esa violencia sistemática en contra de gais, bisexuales y trans. Para estos grupos armados no es válido tener diversidad sexual.

Un informe del Registro Único de Víctimas señala que 31.495 personas registradas son casos por violencia sexual, de esta cifra el 5.81% fueron varones, esto sería 2.140. Sin embargo, es posible que existan sub-registros y que esta cifra sea aún mayor. No obstante, no se puede reducir únicamente a cifras. La falta de visibilidad y conciencia sobre el abuso sexual puede tener consecuencias graves como el suicidio.

Muchos de ellos prefieren guardar silencio por temor a ser juzgados, burlados, señalados, o por vergüenza. Piensan que al denunciar, serían vistos como menos hombres. En algunos casos las autoridades desestimaron sus denuncias, y permanecen en el anonimato, contribuyendo a silenciar y estigmatizar a aquellos que han experimentado este tipo de agresiones.

Muchos de ellos prefieren guardar silencio por temor a ser juzgados, burlados, señalados, o por vergüenza. Piensan que al denunciar, serían vistos como menos hombres. En algunos casos las autoridades desestimaron sus denuncias, y permanecen en el anonimato, contribuyendo a silenciar y estigmatizar a aquellos que han experimentado este tipo de agresiones.

¿Por qué no hablamos de la violencia sexual en los hombres? Seguimos invisibilizando un fenómeno que está muy cerca de nuestra realidad. Vendemos la idea de que los hombres no pueden mostrar sus emociones y de que cuando son víctimas de un abuso deben defenderse como ‘todo un varón’, un pensamiento debido a esa cultura machista arraigada tatuada en nuestro ADN durante muchos años.

Foto: Colprensa.

Las rutas de atención y apoyo para hombres víctimas de abuso sexual deben estar mejor definidas en los sistemas de salud. Se debe garantizar una atención médica, psicosocial y legal de forma oportuna, realizar campañas de concientización que desafíen los prejuicios y mitos en torno a la violencia sexual masculinaLa guerra no mide límites y siempre busca camuflarse para dañar, maltratar y herir. Los ideales que llevaron a tomar las armas, resultan ser falacias. Pasaron a tener otras prioridades vendiendo su lucha para obtener financiamiento económico y lograr poder en la criminalidad. .

Las negociaciones emprendidas por el gobierno del presidente Petro deben tener como objetivo llevar estos crímenes a la mesa de negociación con el ELN. No se puede negociar la paz sin exigir perdón y sin que los responsables paguen por los actos cometidos, que exista una reparación para las víctimas y la no repetición.

Nosotros como sociedad deberíamos visibilizar y abordar la violencia sexual en hombres, no más estereotipos de género reconozcamos a todas las víctimas de abuso sexual, hagamos que sean escuchados y escuchadas, apoyados y apoyadas. Solo así podremos construir un país más seguro para todos y todas.

Las opiniones expresadas por el autor, no representan la línea editorial del medio, el autor se hace responsable de sus expresiones.

Felipe Rodríguez Pérez – Periodista

https://instagram.com/lfeliperp_?igshid=MzNlNGNkZWQ4Mg==

https://twitter.com/lfeliperp_?t=aFyV2cnC4ifWWfMSYFGMsQ&s=08