Directivas del Instituto Pedagógico de Soacha desmienten presunto abuso laboral

Yessy Acosta, docente del Instituto Pedagógico de Soacha denunció burlas y abandono de la institución después de un accidente laboral.

La docente, quien se encuentra laborando en el Instituto Pedagógico de Soacha desde el pasado 5 de febrero, denunció hace unos días que todo su trabajo realizado en la plataforma institucional ASISTO fue eliminado, días después de que realizara una petición en la Secretaría de Educación, Ministerio de Trabajo y Ministerio de Educación por un retraso de 5 meses en el pago de su salario y por el no pago de seguridad social.

Además de esto, la docente afirmó que el día 5 de marzo sufrió un accidente laboral en una de las aulas de la institución, y al dirigirse a el centro de salud le informaron que estaba en mora con el pago de ARL; en el momento de hacer el reclamo a la directora de la institución educativa, recibió como respuesta que la persona encargada de hacer esos trámites ya realizó el pago con anterioridad, pero no le hacen entrega de los soportes de pago.

La docente también denunció que otros compañeros se sienten amenazados por la situación actual del país, y por esto no se pronuncian respecto al pago del salario ni a la reducción del mismo, ya que el contrato laboral estipula que se debe realizar un pago de $980.000 pesos, y a la fecha este se encuentra con la reducción a $560.000, además están a la espera de que Secretaría de Educación realice el pago de convenios escolares.

Tras conocer la denuncia, el Instituto Pedagógico de Soacha se comunicó con Soacha Iniciativa Ciudadana para dar su versión de los hechos, conforme a las declaraciones de la docente Yessy Acosta, la cual, por la situación que ha generado el Covid-19 en todo el país, fue contratada por el instituto para poder seguir con los procesos formativos de los estudiantes.

De igual forma, tras conocer las irregularidades de la interacción de la docente con los alumnos, la institución pidió a la plataforma ASISTO que fueran descargadas todas las evidencias de actividades y participación activa de la docente, teniendo en cuenta que se habría firmado un otrosí, donde los docentes del plantel estaban de acuerdo en manejar un horario de 7 a.m. a 4 p.m. con intervalos para descanso de lunes a viernes, en el cual se estipulaba que diariamente se debían subir las evidencias de cada clase que se realizara en forma de vídeo o captura de pantalla. Dicho documento fue firmado por 17 docentes, a excepción de Yessy Acosta, dado que se encontraba con incapacidad médica.

Por otra parte, la plataforma ASISTO bloqueó de manera parcial a la docente para realizar la descarga de dichas evidencias y así enviarlas a la institución educativa. Días después, el plantel conoció que la docente no estaba realizando las actividades estipuladas por la institución y que incumplía con el horario que se había planteado, puesto que cada clase debía tener una duración de mínima de 45 minutos y la docente solo ingresaba a la plataforma para dar las indicaciones de las actividades en clase y se retiraba; todo esto se evidencia en el siguiente documento entregado por la institución educativa a Soacha Iniciativa Ciudadana.

ASISTO-INFORME-YESSY-ACOSTA

Igualmente, en la denuncia realizada por la docente, afirmó que no se encontraba afiliada a EPS y ARL, información que también fue desmentida por el Instituto Pedagógico de Soacha, ya que se conocieron los soportes de pago de la afiliación a EPS de la maestra.

Conviene aclarar que esta educadora también presentaba serias acusaciones, diciendo que no se había realizado el pago de su salario, hecho que también fue negado por la institución, evidenciando los soportes de pago del salario de la docente.

Cabe resaltar que, por la situación actual del país, las instituciones educativas han tenido que reinventarse y buscar la forma de seguir con los procesos educativos. En el caso del instituto, se han dirigido a los padres de familia para dar a conocer los procesos de pago que se pueden llevar a cabo para poder seguir con el desarrollo educativo de los estudiantes, y de esta manera seguir realizando el respectivo pago a los docentes, considerando que el plantel cuenta con 18 docentes.

Dicho comprobante de pago se encuentra continuación:

YESSY-ACOSTA-YESPEZ

Para finalizar, El Instituto Pedagógico de Soacha argumenta de forma clara que este proceso seguirá hasta las instancias legales que sean necesarias, ya que la docente con el paso de los días se ha comunicado con diferentes medios realizando juicios de valor hacia la institución, lo cual ha producido consecuencias para el plantel educativo y para los directivos del mismo.

Por. Nataly Rodríguez.

Edición: @Pipe_Fula

Be the first to comment on "Directivas del Instituto Pedagógico de Soacha desmienten presunto abuso laboral"

Déjanos tus comentarios