Golpes a nueve de las 11 bandas criminales y la desarticulación de 464 grupos de crimen organizado en Bogotá

La alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, y el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, brigadier general Carlos Triana, entregaron este jueves un balance de la lucha contra el multicrimen en la ciudad.

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Las cifras evidencian un avance favorable del plan que implementó el Distrito Capital para reducir los delitos de alto impacto que afectan a la ciudad. Los delitos que disminuyeron en la ciudad son: hurto a comercio (-24%), extorción (-22,1%), hurto a residencias (-19,1%), hurto a bicicletas (-15,8%) homicidio (-11,8%), hurto de automotores (-10,9%) y hurto a motocicletas (-5%).

“Seguimos protegiendo la vida, reduciendo el homicidio, desmantelando bandas delincuenciales. La mayoría de los 12 indicadores de impacto en la seguridad van a la baja gracias a estos esfuerzos. Infortunadamente, cuatro aún no van a la baja”, indicó la Alcaldesa, afirmando que, en lo relacionado con violencia intrafamiliar, violencia sexual, hurto a personas y hurto a celulares, es necesario hacer un esfuerzo mayor.

Desarticulación de Organizaciones Criminales

La Policía Metropolitana de Bogotá (MEBOG), con el apoyo de la Alcaldía Mayor y en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, han afectado a nueve de las 11 organizaciones de crimen transnacional que delinquen en la ciudad y han desarticulado a 464 grupos de crimen organizado.

“Gracias a esa acción conjunta hay menos hurto de carros, de motocicletas; pero debemos seguir haciendo mayores esfuerzos para mejorar la seguridad, convivencia y justicia”, sostuvo la mandataria distrital.

La desarticulación de estas organizaciones que delinquen en la ciudad se logró gracias al trabajo de un grupo élite de investigadores y de fiscales destacados. De acuerdo con los resultados estructurales de estas operaciones se confirmaron 111 capturas, 12 circulares azules, 38 armas de fuego y más de 33.000 dosis de estupefacientes incautadas. 

Así mismo, se han logrado esclarecer 40 casos de personas asesinadas y dejadas en vía pública en la ciudad, entre los que se cuentan los registrados en agosto de este año, en el barrio El Amparo de la localidad de Kennedy.

Aplicación de casos Ley 2197

Sobre el balance en la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, la alcaldesa Claudia López aseguró que entre el 25 de enero y el 1o de noviembre ingresaron 8.042 casos al sistema judicial, de los cuales 6.976 fueron por hurto, 1.047 por fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas, 17 por daño en bien ajeno y uno por violencia contra servidor público.

“Solamente 764 casos de esos 8.041 quedaron con detención carcelaria, es decir, ni siquiera los 1.047 casos en los que había arma de por medio, ni siquiera teniendo al atracador y al arma, los mandaron a la cárcel”, señaló de manera vehemente.

Y agregó: “Les dieron atención domiciliaria a 71, -mandar a prisión domiciliaria es equivalente a dejar en libertad- y a 8 les pusieron brazalete electrónico. Es decir, el 88 % de los casos y de los detenidos por nuestra policía, quedan en libertad”.

En materia de judicialización, aunque los jueces han solicitado cambios en la ley para lograr una mayor judicialización, la Alcaldesa Mayor recordó que la implementación de la Ley de Seguridad Ciudadana estableció agravantes para evitar la impunidad, sin embargo, como lo demuestran las cifras, tampoco se está cumpliendo.

En relación con la aplicación de medidas cautelares por hurto a personas, en el periodo comprendido entre el 25 de enero al 31 de octubre de 2022 se realizaron 5.596 capturas, de las cuales 4.491 fueron en flagrancia; de estas, en el 49% de los casos el fiscal solicitó la libertad, mientras que en un 35%, fue el juez quien la decidió, y en un 11% se profirió medida de aseguramiento intramural.

Por otra parte, en el mismo periodo, se efectuaron 1.105 capturas por orden judicial; en el 85% de los casos se dictó medida de aseguramiento en centro carcelario, en un 11% el juez decretó la libertad, en un 2% fue el fiscal quien la solicitó, mientras que en un 2% se decidió cobijar al delincuente con detención domiciliaria.

En el 24% de los casos, los delincuentes quedaron en libertad por tratarse de una querella, según el fiscal del caso; en el 14% la pena resultó inferior por el tipo de delito; y en el 11% hubo una conciliación, mecanismo legítimo consagrado en la ley.

“De cada cuatro capturados, a dos los termina dejando libre el fiscal, es decir, el fiscal del caso no imputa el cargo, no destaca el agravante y lo deja libre. A uno de cada cuatro, lo deja libre el juez y en el resto o no aplicaba o hay algún error en el procedimiento”, explicó la mandataria.

Al revelar estas cifras, Claudia López comentó que “el problema es cómo están interpretando la ley los jueces y los fiscales, la manera como la están aplicando, y también algunas disposiciones que tiene la ley y que se deben cambiar. La interpretación de la ley siempre debe favorecer a la víctima, no al victimario”.

Además, le reiteró al Congreso de la República que “no puede ser que no haya justicia para los ‘nadie’. Señores del Congreso de la República: llevamos más de un año que propusimos una reforma a la que no le han dado ni siquiera el primer debate”. Por eso mismo aseveró que “esta democracia, a este nivel de impunidad, no nos cuida. La Constitución Política ordena proteger la vida, los bienes y la honra”.

Caso de Hillary Castro

Sobre el caso de Hillary Castro, la joven que denunció ser víctima de abuso en inmediaciones a una estación de TransMilenio, la alcaldesa Claudia López admitió que se detectaron errores en la atención integral y oportuna de la mujer.

“Es inaceptable que se abuse de la integridad de una mujer. Ella es una mujer joven, valiente, feminista, por eso agradecemos que nos ayude a corregir las fallas que se encontraron”, dijo la mandataria que ya la Secretaría Distrital de la Mujer le está brindando todo el acompañamiento jurídico y psicosocial.

En ese sentido, Diana Rodríguez, secretaria de la Mujer, expreso su profundo rechazo por estos hechos, e igualmente toda la solidaridad a la familia de la víctima.

“La primera atención telefónica no fue oportuna y tampoco el hecho de haber recibido la denuncia en ese momento; pero nos hemos puesto en acción y, articuladamente, hemos corregido esos errores. La segunda atención, en la línea 123, sí fue ideal. Lo que queremos es que todas las atenciones sean así”, reconoció la funcionaria.

Por su parte, el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, recordó que a lo largo del año se ha mantenido un comando específico de policía en Transmilenio con más de 500 uniformados. “Un total de 1.000 efectivos, de los 1.500 que llegarán en las próximas semanas a la ciudad, custodiarán los buses y estaciones del sistema, con el fin de generar entornos de confianza”, indicó.